Complicaciones en cirugía del neumotórax

Una de las complicaciones más frecuentes después de la cirugía del neumotórax es la pérdida aérea persistente, especialmente en pulmones enfisematosa, habiéndose informado diversas técnicas para disminuirla como los parches de pericardio bovino sobre la sutura o los adhesivos de fibrina.


Le sigue en orden de frecuencia la falta de expansión pulmonar, lo cual genera cavidades pleurales residuales que, si no son solucionados rápidamente, terminan infectándose.

La insuficiencia respiratoria luego de la operación se produce generalmente en pacientes con deterioro previo de la función cardiorrespiratoria por enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

El porcentaje de atelectasias, como en toda cirugía torácica, depende del esmero con que se efectúe la asistencia kinésica respiratoria y del control del dolor postoperatorio.

Las hemorragias postoperatorias se observan en el 2% de los casos y el empiema pleural en 3%. Otras complicaciones menores, aunque frecuentes, son el hematoma y la infección de la herida operatoria.

Se han informado recientemente cifras de mortalidad entre 0,32 y 1,4 %. La mayoría de los pacientes que fallecen son añosos y padecen de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).